Noticias de Empleo en Hostelería y Turismo

Cómo preparar al personal del restaurante para la reapertura

Preparar al personal del restaurante para la reapertura

Cómo preparar al personal del restaurante para la reapertura

Hosteleo y Linkers, han participado como expertos en recursos humanos y selección de personal, en la creación de la guía práctica de reapertura y reactivación de la hostelería que Makro ha presentado recientemente a los medios de comunicación. Puedes conseguir, y descargarte esta guía desde su web corporativa

Llega el momento de la reactivación y apertura de nuestro negocio. Y nos enfrentamos a una nueva realidad que va a cambiar nuestra dinámica de trabajo. 

Los factores actuales demandan un servicio que garantice seguridad y calidad de nuestros clientes, y una gestión que ayude a nuestros equipos en la operatividad de sus tareas.

Atrás queda la gestión del restaurante analizando solo el resultado final de la venta mensual. Frente a un nuevo escenario, que demanda garantías en los procesos y en la coordinación de tareas que realice cada integrante del equipo. Debemos estar preparados para este nuevo escenario, y fortalecer nuestro equipo. 

Cómo preparar al personal del restaurante para la reapertura

Aquí os dejamos unas pautas para preparar de manera exitosa al equipo para la reapertura:

1- Identificar las habilidades personales de nuestra plantilla

Asignemos las tareas en función de las habilidades personales que tiene cada integrante del equipo. Tendremos así una mejor coordinación y efectividad del trabajo, a través de sus fortalezas propias:

-Personas con habilidades comunicativas: son cercanos y amables. Son ideales para gestionar las reservas y trasmitir toda aquella información que ayude a comprender el funcionamiento del servicio al cliente. Será a través de ellos la primera impresión que el cliente tenga de la marca. Ya sabemos cuanto vale esa impresión. 

-Personas metódicas: cobran vital importancia en gestionar los procesos de calidad y organización. Su aportación en cuanto a la estructuración de tareas, y  seguimiento de las pautas como norma de garantizar un buen resultado, será indispensable para el equipo. 

– Personas resolutivas: capaces de dominar la presión y de no perder el temple en momentos difíciles o situaciones inesperadas. Serán muy necesarias para el funcionamiento del restaurante, no solo por su tenacidad en llegar a los resultados, sino también por entender que cualquier barrera se puede superar. 

– Personas creativas: siempre buscan mejorar las cosas y el entorno. Será su momento para sumar ideas,  que ayuden a crear nuevas formas de resolver incidencias o crear nuevas dinámicas, que ayuden a captar la atención del cliente. 

2- Implantar la comunicación como medio fundamental en la adaptación a los cambios. 

Será vital ser claros y transparentes con el equipo. Y eso implica compartir información concreta de cuáles son los objetivos a alcanzar, cómo vamos avanzando y qué esperamos de cada uno de ellos. La comunicación debe ayudar a superar presumibles conflictos o situaciones inesperadas dentro del funcionamiento de la empresa.

3- Involucrar al equipo en la creación de nuevas tareas

Debemos creer en su experiencia y trayectoria,  como base para construir juntos un nuevo futuro, una nueva forma de hacer las cosas. Hay que trabajar en conjunto, para que el conocimiento que se genera de forma habitual en el día a día, podamos compartirlo, y ayude a generar nuevas propuestas interesantes,  tanto para el trabajador como para la empresa.

4- Mayor flexibilidad y cooperación por parte de todos ante la nueva realidad

Nos encontraremos con cambios que también afectarán a la gestión de horarios, será un momento en el que debemos comprender que la situación requerirá de una mayor flexibilidad y cooperación por parte de todos para lograr afianzarnos en el nuevo escenario. 

El entorno, las nuevas demandas y nuevas modalidades de consumo, afectarán sin dudas a los picos de trabajo. Tendremos que realizar un seguimiento de las distintas franjas horarias, que será un buen instrumento para analizar junto al equipo la productividad,  y en función de esta, valorar la adaptación de nuevos horarios. 

Preparar al personal del restaurante para la reapertura

5-  Herramientas de control que nos garantice la gestión idónea de los procesos de calidad.

Los registros de calidad que ya están presentes en la rutina de nuestro negocio,(APPCC análisis de peligros y puntos de control críticos) dejarán de verse como un sistema incómodo. Deberemos establecer parámetros más rigurosos en el control en recepción de mercancía, trazabilidad de los productos y procesos de manipulación. Este nuevo enfoque ayudará y transformará estas herramientas de control en garantizar la gestión idónea de nuestros procesos de calidad. 

Aquellos que aún no saben cómo funciona, es el momento de formarlos,  porque será primordial para asegurar la calidad y la seguridad de nuestros equipos frente al cliente. 

6-  Definir un sello propio de servicio al cliente

Los modos de actuación ante el cliente deberán ser formados a nivel de empresa. Debemos definir un estilo que en actitud, comportamiento y mensaje, responda al tipo de sello que queremos expresar como marca. 

Este aspecto cobrará cada vez más relevancia en la valoración y fidelización del cliente. Será uno de los criterios que más recuerden a la hora de volver. 

7- Utilización de tecnología para automatizar procesos

La implementación de la tecnología aumenta la eficiencia. La información que se recoge en tiempo real, ayudará a mejorar los procesos internos, así como la coordinación del equipo.

Nuestro gran desafío cómo restauradores, es el de convertir funciones de gestión operativa en digital,  para ser más eficientes. Es así que podemos implementar, inventarios, recepción y seguimiento de albaranes, escandallos y cuadrantes horarios entre muchas otras. Con tareas automatizadas lograremos mayor productividad, podremos coordinar mejor las tareas de los diferentes puestos y cuidaremos a las personas nuestro equipo.

8-  Fomentar el pensamiento creativo en el equipo

Fomentemos el pensamiento creativo, como una habilidad que todos tenemos y podemos desarrollar en cualquier momento. 

Para esta etapa de reactivación, las nuevas fórmulas de trabajo deberán ir acompañadas de un margen de maniobra que dejen espacio a los posibles errores que el equipo puede realizar, como parte del aprendizaje. 

La situación no será fácil, tomar desiciones tampoco. Pero si nos mantenemos abiertos a una visión constructiva aprenderemos de cada situación, fortaleciendo al equipo, y creando nuevos procesos, que nos valdrán para superar momentos de dificultad. 

«Cómo preparar al personal del restaurante para la reapertura» es un contenido realizada por Marianela Olivares, Directora General de Linkers, para la «Guía práctica de reapertura y reactivación de la hostelería» de Makro

Más información sobre gestión de talento, selección de personal y consultoría de recursos humanos en:

Añade un comentario