Noticias de Empleo en Hostelería y Turismo

El director de restaurante ideal, características y habilidades

El director de restaurante ideal, características y habilidades

La restauración siempre ha sido un sector dinámico y adaptable, y en esta nueva realidad no va a ser distinta. Cada establecimiento hostelero funciona como una orquesta muy bien acompasada. El director de restaurante ideal, características y habilidades, analiza un perfil laboral al alza. Siendo el responsable de que todo funcione a la perfección.

¿Qué características y habilidades debe tener un director de restaurante?

Hemos preguntado a Marianela Olivares, Directora General de la Consultora de RRHH Linkers, líderes en la selección de este tipo de perfiles para restaurantes, que nos enumere las principales características y habilidades que un buen director de restaurante debería tener.

1º Alto de grado de autonomia

Cuando hablamos de puestos de dirección, una característica primordial es que sean personas con un alto grado de autonomía.

No hay que estar constantemente recordándole sus tareas o funciones.

En el desarrollo de sus cometidos debe de ser autónomo, para ir ejecutando su misión sin esperar unas ordenes continuas, que en puesto como el suyo no se suelen dar Sino unas directrices, que luego las realiza con el valor añadido que se espera de un buen director de restaurante.

2º Gestión de resolución de problemas

El restaurante o los negocios de hostelería, son actividades de gran rotación de trabajadores y clientes. Y eso hace que los problemas, de todos los tamaños, se produzcan a diario. Y es el director el que debe de tener una gran capacidad para gestionar la resolución de los mismos.

Tiene que saber valorar la gravedad y urgencia de los problemas a resolver.

Ordenándolos para su resolución según la necesidad del restaurante. Esta forma de dar solución, marcará su forma personal de afrontar las dificultades que día a día se presentan, y mostrarán al equipo una manera idónea de solucionarlos.

3º Capacidad de análisis y adaptación

Siendo la cabeza y la dirección de la unidad del restaurante, el encargardo debe de anticiparse a cualquier cuestión del negocio, y para ello es imprescindible su capacidad de análisis.

De datos, números, sensaciones o gestos, que muestren cambios o situaciones que van a producirse.

Y una vez sepa anticiparse, deberá mostrar esa capacidad de adaptación que se pide a los líderes de los grupos. Si un director no es capaz de adaptarse, no podrá transmitirlo al resto de la plantilla, y como antes decíamos, la hostelería es sinónimo de dinamismo y cambio constante en sus rutinas y tareas.

El director de restaurante ideal, características y habilidades

4º Gestión y dirección operativa del restaurante

Un restaurante es un negocio concebido para tener rentabilidad, una empresa con absoluto ánimo de lucro. Y la manera de llegar a esa productividad es mediante una correcta gestión y dirección operativa del restaurante.

El director debe gestionar el negocio conforme a una cuenta de explotación dividida por las grandes áreas que componen la operativa del restaurante: ventas, coste de personal y coste de producto.

Son estas tres, las variables más importantes en el desempeño idóneo de un buen director. Creando procesos ordenados y claros, para que de manera sistemática pueden ser ejecutados por la plantilla, recogiendo información y datos objetivos, que permitan llegar a los ratios y números óptimos para el negocio.

5º Liderazgo y buenas habilidades comunicativas

Dirigir correctamente una estructura económica y laboral, es imposible sino se cuenta con capacidad de liderazgo, reformado por buenas habilidades comunicativas.

Mostrar dotes de mando y transmitir directrices en el momento y forma adecuada, es sin duda lo que marca la diferencia de un buen director de restaurante.

Cuando hablamos de habilidades comunicativas, nos referimos a aquellas que se muestran en los momentos clave de un servicio o tareas del restaurante, que es capaz de levantar el ánimo, calmar un momento de tensión o motivar para la consecución de un objetivo dentro del equipo y del negocio.

6º Empatía y trabajo en equipo

El director de restaurante tiene la autoridad por el cargo que ostenta en la estructura.

Pero es sin duda la “autoritas”, la autoridad moral otorgada y reconocida por el grupo, la que hace que su función sea excelente.

Y esta no se consigue sino se tiene y se demuestra empatía, con los trabajadores, colaboradores y clientes. Mostrar comprensión por situaciones y acciones que pueden darse, hace que el líder gane en “autoritas”, y otorga una dimensión de valor añadido a su función.

El ser capaz de trabajar en equipo, refuerza la posibilidad de éxito en los objetivos económicos a cumplir por la plantilla y la empresa. Todos juntos se llega mucho más lejos, y antes, que uno solo.

El director de restaurante ideal, características y habilidades

7º Conocimiento y uso de tecnología

La gran revolución tecnológica que se ha producido en la hostelería, obliga a al director del restaurante a conocerla y usarla de manera correcta. Debe de dar ejemplo en digitalizar procesos y acciones en la operativa del negocio.

Explicar de manera pedagógica el porque es necesario su uso para el resto del equipo, es una función que debe desarrollar, para que la tecnología sea reconocida por la plantilla como una ayuda, no cómo una herramienta de control.

8º Capacidad de planificación y delegación de tareas

Dirigir una unidad de negocio, exige de planificación y delegación de tareas. El negocio de la restauración tiene muchas tareas y funciones a desarrollar en el día a día. Y es el director el que debe planificar cada una de ellas, y asignar personas responsables que supervisen y ejecuten cada una de ellas.

La supervisión de las tareas encomendadas, es sin duda una de las grandes funciones de dirección en un restaurante.

El velar por el cumplimiento de todo lo planificado, reforzando la ejecución de esas tareas con perfiles idóneos para realizarlas, es el gran reto del director de restaurante.

9º Dominio de idiomas

Imprescindible no solo para poder comunicarse con la clientela, cada vez más internacional en los negocios de restauración. Sino por poder ser capaz de gestionar plantillas y equipos cada vez más multiculturales.

Ser capaz de transmitir directrices entendibles para todos los miembros del equipo, sin excepción de la lengua que hablen, es necesario para gestionar con éxito un equipo y un restaurante.

Nuestra gastronomía atrae talento de todas las partes del mundo, y el director deber ser capaz de sacar lo mejor cada uno de ellos, y para eso es imprescindible conocer idiomas, sobre todo en los primeros meses de acogida y recepción de estos trabajadores, que con el tiempo aprenderán el idioma.

10º Actualización constante de conocimientos y tendencias

Y por último, debe ser estar en constante actualización de conocimientos y tendencias, ser inquieto en buscar novedades y aportes actuales, para que el restaurante siempre esté a la vanguardia de procesos y tareas.

La hostelería está en constante crecimiento de acciones valor añadido, para clientes y equipo, y es labor del director no relajarse en este aspecto. Para que la diferenciación del negocio sea tangible respecto de los competidores.

Si te ha parecido interesante ” El director de restaurante ideal, características y habilidades”, revisa los otros artículos de perfiles profesionales en hostelería y restauración, publicados en el Blog:

¿Buscas trabajo de director de restaurante?, en Hosteleo los mejores grupos de restauración ofrecen sus vacantes de dirección de restaurantes:

Sending
Votaciones
5 (1 Voto)

1 Comentario

Deja un comentario.